Colores de los 7 Arcángeles con sus interpretaciones

Los arcángeles se consideran como seres espirituales superiores, enviados por Jehová como sus representantes. Estos tienen variados poderes, con los que actuan para asistir a los humanos.

Existen 7 arcángeles, todos y cada uno de ellos con un don único. Por su parte, aquellos se identifican con un color distinta, además, los colores de los arcángeles tienen un papel muy esencial cuando a todos sus poderes.

El color azul representa al Arcángel Miguel, y representa lucha, coraje, fuerza y protección; refleja espiritualidad y justicia, en pro de la defensa de los inocentes que imploren ante él.

Este arcángel es el que protege las
llaves del cielo, con lo que asimismo es que se conoce como por ejemplo él príncipe de los arcángeles
por norma general.

El arcángel Jofiel se identifica con el color amarillo, considerado la mano derecha del arcángel Miguel mientras se realizó la máxima de sus batallas, y es el que se hace cargo de observar las puertas de la entrada al paraíso eterno.

Por las peculiaridades del color, es del mismo modo homónimo de la luminosidad frente a las contrariedades, la ayuda en la crisis, la mano amiguita en las guerras a librar y la luz en la obscuridad.

El color rosado pertenece al arcángel Chamuel, aquel que se encuentra sentado en frente de Jehová con la labor de que todos y cada uno de los humanos dirijan su amor al padre divino.

El significado se encuentra ligado al amor hondo y puro, el establecimiento comercial de las correlaciones familiares y de parejita, y a la reconciliación con otros. Además, se vincula a la prosperidad, otorgando exuberancia de dinero a la persona que lo solicite para hacer el bien.

El arcángel Gabriel se refleja mediante el color blanco, en el momento que se traslada con sus rayos de luz refulgentes. Su tarea es fungir como por ejemplo él mensajero de Jehová en los instantes vitales.

El color blanco transmite pureza, lo sacro, el amor, la sutilidad y humildad que procede de la creación perfecta del señor, el maximo autor.

En un caso así es el arcángel Rafael el cual nos charla a través de el color verde. Jehová en toda ocación le ha impuesto como objetivo el curar las heridas que padezca la raza humana y la tierra.

Este color emite las esperanzas de un nuevo
mundo, repleto de dicha y amor. Posee el poder de curar a enfermos, y a
quienes están al filo de la muerte. Invoca paz y fuerzas en los instantes
críticos, reconstruyendo los cimientos del espíritu.

El arcángel Uriel se representa mediante el color naranja, el que se halla en torno al trono de Jehová, llamando a todos y cada uno de los humanos a la práctica de la conciencia y lo cierto absoluta.

El color naranja tiene la tarea de administrar paz e inducir al arrepentimiento y la erradicación del mal. Así es como representa la fuerza del todopoderoso, con la iluminación del mismo sol y del fuego que nunca se apaga.

El color violeta se encuentra ligado al arcángel Zadquiel, designado por Jehová para diseminar clemencia, piedad, benevolencia y socorro frente a los más indefensos.

Es un tono que se vincula a la justicia, y es
ideal emplearlo en las meditaciones, puesto que agranda y despeja la psique,
dejando que todo se vea a partir de una óptica de equidad y objetividad.

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente